• 22 ABR 20
    ACOG Practice Bulletin de Abril de 2020

    ACOG Practice Bulletin de Abril de 2020

    ARTICULOS DEL MES

    Obstet Gynecol. 2020 Apr;135(4):e149-e159. doi: 10.1097/AOG.0000000000003764.

    Operative Vaginal Birth: ACOG Practice Bulletin, Number 219

    No authors listed. PMID: 32217976. DOI: 10.1097/AOG.0000000000003764

    1

    Abstract

    Parto vaginal operatorio

    A pesar de los cambios significativos en el manejo del trabajo de parto y el parto durante las últimas décadas, el parto vaginal quirúrgico sigue siendo un componente importante del manejo del trabajo de parto moderno, representando el 3.3% de todos los partos en 2013. El uso de fórceps obstétricos o extractor de vacío requiere que un obstetra u otro proveedor de atención obstétrica esté familiarizado con el uso adecuado de los instrumentos y los riesgos involucrados. El propósito de este documento es proporcionar una revisión de la evidencia actual con respecto a los beneficios y riesgos del parto vaginal quirúrgico.

    Recomendaciones y Conclusiones

    Las siguientes recomendaciones y conclusiones se basan en evidencia científica buena y consistente (Nivel A):

    • Los fórceps y los extractores de vacío tienen un bajo riesgo de complicaciones y son aceptables para el parto vaginal quirúrgico.

    • Es más probable que se logre un parto vaginal con fórceps que con extractores de vacío; sin embargo, los fórceps tienen más probabilidades de estar asociados con desgarros perineales de tercer y cuarto grado.

    • No se recomienda la episiotomía de rutina con parto vaginal quirúrgico, debido a que se ha informado una mala cicatrización y molestias prolongadas con la episiotomía mediolateral, y debido a la asociación de episiotomías de la línea media con un mayor riesgo de lesión del esfínter anal y la extensión hacia el recto.

    Las siguientes recomendaciones y conclusiones se basan en evidencia científica limitada o inconsistente (Nivel B):

    • El parto vaginal quirúrgico está contraindicado si la cabeza del feto no está descendida, se desconoce la posición de la cabeza del feto, o si se sabe o se sospecha que un feto vivo tiene una condición de desmineralización ósea (p. Ej., Osteogénesis imperfecta) o un trastorno hemorrágico (p. ej., trombocitopenia aloinmune, hemofilia o enfermedad de Von Willebrand).

    • Una prueba de parto vaginal quirúrgico es una opción apropiada en una situación en la que el obstetra o el proveedor de atención obstétrica siente que las posibilidades de éxito son altas, pero debe estar preparado para abandonar el intento si no se produce un descenso apropiado.

    • El uso secuencial del extractor de vacío y las pinzas se ha asociado con un aumento de las tasas de complicaciones neonatales y no debe realizarse de forma rutinaria.

    • Es más probable que ocurra cefalo-hematoma a medida que aumenta la duración de la aplicación de vacío.

    • Las entregas de fórceps medios y fórceps rotacionales son opciones apropiadas en circunstancias clínicas seleccionadas.

    Las siguientes recomendaciones y conclusiones se basan en evidencia científica limitada o inconsistente (Nivel C):

    • Se desaconseja la extracción al vacío para edades gestacionales menores de 34 semanas, aunque no se ha establecido un límite inferior seguro para la edad gestacional.

    • Para el feto que manifiesta signos de compromiso en la segunda etapa del trabajo de parto, el uso oportuno y calificado del parto vaginal instrumental tiene el potencial de disminuir la exposición a los insultos intrauterinos y podría disminuir la contribución de los factores intraparto que conducen a la encefalopatía neonatal e hipóxico. encefalopatía isquémica

    • Los proveedores de atención neonatal deben conocer el modo de parto para observar posibles complicaciones asociadas con el parto vaginal quirúrgico.

    Obstet Gynecol. 2020 Mar;135(3):e138-e148. doi: 10.1097/AOG.0000000000003712.

    The Use of Hysteroscopy for the Diagnosis and Treatment of Intrauterine Pathology: ACOG Committee Opinion, Number 800

    No authors listed. PMID: 32080054. DOI: 10.1097/AOG.0000000000003712

    2

    Abstract

    El uso de la Histeroscopia para el diagnóstico y tratamiento de la patología intrauterina

    Este dictamen del Comité proporciona orientación sobre los usos actuales de la histeroscopia en el consultorio y la sala de operaciones para el diagnóstico y tratamiento de la patología intrauterina y las posibles complicaciones asociadas. Las consideraciones generales para el uso de la histeroscopia diagnóstica y quirúrgica incluyen el manejo de medios de distensión, el momento para una visualización óptima y las preparaciones cervicales.

    En mujeres premenopáusicas con ciclos menstruales regulares, el momento óptimo para la histeroscopia diagnóstica es durante la fase folicular del ciclo menstrual después de la menstruación. El embarazo debe ser razonablemente excluido antes de realizar la histeroscopia. No hay pruebas suficientes para recomendar la maduración cervical de rutina antes de la histeroscopia diagnóstica o quirúrgica, pero puede considerarse para aquellos pacientes con mayor riesgo de estenosis cervical o aumento del dolor con el procedimiento quirúrgico. En ensayos aleatorizados, los pacientes informaron una preferencia por la histeroscopia basada en el consultorio, y los procedimientos basados en el consultorio están asociados con una mayor satisfacción del paciente y una recuperación más rápida en comparación con la histeroscopia quirúrgica basada en el hospital.

    Otros beneficios potenciales de la histeroscopia en el consultorio incluyen la conveniencia del paciente y del médico, evitar la anestesia general, menos ansiedad de la paciente relacionada con la familiaridad con el entorno del consultorio, la rentabilidad y el uso más eficiente de la sala de operaciones para casos histeroscópicos más complejos. La selección adecuada de pacientes para procedimientos histeroscópicos en el consultorio para mujeres con patología uterina conocida se basa en un conocimiento profundo y la comprensión de la patología objetivo, el tamaño de la lesión, la profundidad de penetración de la lesión, la disposición del paciente para someterse a un procedimiento en el consultorio, habilidades médicas y experiencia, evaluación de las comorbilidades del paciente y disponibilidad de equipos adecuados y apoyo al paciente. Tanto el American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG) como el American Association of Gynecologic Laparoscopists (AAGL) están de acuerdo en que la vaginoscopia puede considerarse al realizar la histeroscopia en el consultorio porque los estudios han demostrado que puede reducir significativamente el dolor del procedimiento con una eficacia similar.

    Los regímenes de analgesia por histeroscopia de consultorio comúnmente descritos en la literatura incluyen un agente único o una combinación de múltiples agentes, que incluyen un anestésico tópico, un medicamento antiinflamatorio no esteroideo, acetaminofen, una benzodiacepina, un opiáceo y el bloqueo intracervical o paracervical, o ambos. Según la evidencia disponible actualmente, no existe una diferencia clínicamente significativa en la seguridad o efectividad de estos regímenes para el tratamiento del dolor en comparación entre sí o con placebo. La seguridad y la comodidad del paciente deben priorizarse cuando se realizan procedimientos histeroscópicos en el consultorio. Los pacientes tienen derecho a esperar el mismo nivel de seguridad del paciente que está presente en el hospital o en el entorno de cirugía ambulatoria.

1
Buen día. Bienvenid@ a la Federación Colombiana de Ginecología y Obstetricia ¿En qué podemos ayudarle?
Powered by