• 03 DIC 15
    Cáncer de Seno: Una Enfermedad Crónica de Por Vida

    Cáncer de Seno: Una Enfermedad Crónica de Por Vida

    El cáncer de seno se ha elevado a 38 por cada 100.000 mujeres colombianas. Estamos hablando de  7.500 a 8000 casos al año. Esta cifra está  referida  a un grupo poblacional que puede oscilar   entre los  28 y los 69 años, pero que tiene un pico máximo hacia los 59 años. Por eso la mujer debe cuidarse desde los 28 años, señaló el Doctor José Ismael Guío, Médico Mastólogo de Fecolsog.

    Dijo además, que por eso es importante tener en cuenta el autocuidado del seno, referido por el examen clínico que hace el médico, la promotora de salud o el estudiante de medicina y se debe fomentar más el proceso de tamizaje de oportunidad en mujeres con 50 y más años. Por eso es preciso ordenar la mamografía cada dos años hasta los 69, en la paciente asintomática.

    Las mujeres que eventualmente tengan alguna sintomatología y no estén en el rango de edad, se pueden tomar los exámenes de acuerdo a su  estado de salud.

    PREVENCIÓN

    Cuando la paciente  tiene menos de 35 años, se ordena  la ecografía y si tiene más de 35 años una mamografía. Las mujeres deben conocer más estos procesos de educación temprana y autocuidado, y es aquí donde está la prevención, señaló el Dr. Guío

    Cuando la enfermedad es diagnosticada de manera temprana, la paciente tiene la posibilidad de que el pronóstico sea más favorable, pero cuando el cáncer ha avanzado, la enfermedad compromete a otros órganos como el pulmón o el hígado, el tratamiento es más difícil. Entre más temprano se diagnostique la enfermedad, la paciente tiene una sobrevida de 5 a 10 años, con respecto a las pacientes que no se han diagnosticado a tiempo.

    LOS TRATAMIENTOS

    En la enfermedad con diagnóstico temprano, la quimioterapia puede reducirse a zonas específicas, pese a que la toxicidad sigue siendo elevada, impactando en la caída del pelo o las uñas, estos medicamentos han sido probados y deben ser aplicados para atacar la enfermedad.

    Una señora con sobrevida de 15 o 20 años, debe ser manejada como una paciente con enfermedad crónica y debe tener controles de por vida, porque la enfermedad puede volver a aparecer en el mismo seno, en el otro, en el pulmón, en el hígado o en otras partes del cuerpo.

    Por eso es preciso que la mujer se haga un diagnóstico precoz, que este segura de que si realmente padece de esta enfermedad, no se puede demorar en el tratamiento, para prevenir la progresión y poder actuar de manera rápida y adecuada.

    LOS SIGNOS

    La mayoría de las veces esta es una enfermedad compleja y totalmente  asintomática. La paciente de un momento a otro puede sentir un cambio en la glándula mamaria y eso en cierta manera  limita el diagnostico, porque  no siente nada y  puede pasar desapercibida. Una masa pequeña, una secreción no evidenciada, un ganglio en la axila o arriba de la clavícula, pueden ser signos  por los  que es necesario que las pacientes a.) se realicen el autoexamen y b.) tengan conocimiento de sus senos, señaló el Dr. Guío.